el zorro y el sapo se conocen

mayo 6, 2018

der8kain
el-zorro-y-el-sapo-se-conocen-a-orillas-del-río
Home / Fábulas / Zorros / El zorro y el sapo
Introducción: En esta fábula encontramos a nuestro amigo el zorro, motivado por el sapo, en una carrera que termina tragicamente. No te dejes llevar por los demas.
Autor: Fábulas Andinas.
Tiempo de lectura: 5 minutos.

Comenzamos la Fábula:

El sapo cantaba y el zorro aún no llegaba

Una mañana en la provincia de Ancach, cerca al río, que corría muy rápido golpeando las piedras, se escuchaba sobre las rocas:

  • Toc, toc. Toc, toc

Era un pequeño y joven sapo, este era de color entre verde y gris, y le encantaba cantar cuando comenzaba la mañana.

Parecía que el levantaba a sus demás amigos, pues luego de un rato el toc-toc, sonaba más fuerte, parecía una sinfonía, la sinfonía de los sapos: Toc Toc.

el-zorro-llega-a-orillas-del-rio-alli-vio-al-sapo

El zorro conoce al sapo

Uno de esos días, en los andes, un zorro muy curioso andaba por el borde del río, siguiendo su camino arriba para llegar a la montaña. Pues de lejos la veía verdosa y con muchos escondites para él.

Este peculiar amiguito, mientras caminaba, comenzó a oír ese familiar canto, Toc toc. Se acercó hasta el sapo y le dijo:

  • Sapo ¿Qué haces?
  • Aquí, cazando mosquitos.
  • Iuuu, ¿No te da vergüenza comer mosquitos? Si fueras mi asistente comerías alimentos ricos y sabrosos.
  • ¿yo? ¿ser tu siervo?, pero tú no puedes ni correr de tus enemigos, y esperas que uno te apoye.

El zorro hecho a reír, pues un sapo el cual no corre, pretendía decirle a él, que no podía correr de sus enemigos.

el-zorro-sorprendido-que-el-sapo-le-lleve-el-ritmo

El zorro y el sapo en un carrera

  • ¿Quieres que te lo demuestre acaso?
  • En igualdad de condiciones, yo corro mucho más rápido que tú, podría ganarte. Presumió el sapo

Es así que el zorro se tomó muy a pecho las palabras del sapo, y reto a este.

El sapo debía correr bajo el agua y el zorro en la orilla. Y cada cierto tiempo el zorro se detendría a llamar al sapo para que este le conteste. Si no, perdería.

Así, el zorro salió disparado río arriba, entre los tallos y las cañas, después de un rato corriendo paro, recuperando el aliento grito fuerte:

  • ¡Sapo! ¡sapo!
  • ¡Toc Toc! – respondió el sapo.

el-sapo-respondia-cada-vez-que-el-zorro-le-llamaba

El zorro, sorprendido, partió nuevamente entre las piedras a orillas del río. De nuevo pregunto:

  • ¡Sapo! ¡sapo!
  • ¡Toc Toc! – respondió el sapo.

¡Corre como el viento!, Oh, el zorro estaba endemoniado. Con las rojas orejas caídas y la lengua afuera:

  • ¡Toc Toc! – Seguía cantando el sapo.

El zorro y el sapo terminan la carrera

Ya bien arriba, el zorro ya no tenía aliento, se detuvo, tenía la lengua color morado, sus ojos parecían quemar con un rojo intenso, y todo su cuerpo temblaba. Cuando miro el río, sintió tal desprecio por el sapo, que quiso seguir nuevamente. Dio unos pasos, y cayó a un lado del rio. Murió.

el-zorro-cae-muerto-al-final-de-la-fabula-del-zorro-y-el-sapo

El rio, constante, seguía su camino y a sus lados veías una fila de sapos cantando a los luceros de la tarde: ¡Toc Toc! ¡Toc Toc!


– FIN –

Te puede interesar:

Los 2 Caballos

Los 2 Caballos

Home / Fábulas / Los 2 Caballos   Introducción: Siempre se dice que no se le debe mirar el diente a caballo...

La gallina Ciega

La gallina Ciega

Home / Fábulas / La Gallina Ciega   Introducción: Siempre existirán esas personas que se aprovechen del trabajo...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sueña Lucia

Historias cortas

Sobre nosotros

Anhelo un mundo en donde cada padre aliente a sus hijos a leer desde pequeños y así aprender de la experiencia previa de otros.

Categorias