Los Gorriones: Fábula andina de la familia Gorrión

octubre 1, 2018

der8kain
Fabula-de-los-gorriones
Home / Fábulas / La familia Gorrión

 

Introducción: Una de las familias más grandes de animales es la de los Gorriones, pues la variedad de especies de esta particular ave asciende a más de 50 en todo el globo.
Autor: Fábula Andina.
Tiempo de lectura: 5 minutos.




Comenzamos la Fábula de los gorriones:

La familia Gorrión

Hace unos días se celebró en uno de los pinos más alto el matrimonio de una pareja de gorriones muy bonachones. Sin duda un magno evento.

boda-de-la-familia-gorrion

Mientras el juez de paz les preguntaba si se aceptaban el uno al otro, los gorriones dijeron que sí, y recitaron sus votos nupciales.

  • Oh, mi amor, bajo la sobra de este viejo y sabio pino, no podría ser más feliz, te amo y siempre lo haré. – Decía la joven gorrión.
  • Siempre tengo que decir, pero hoy estoy sin palabras, te veo y ya fui. Quiero hacerte feliz toda mi vida. – Le contestaba el novio.

La pareja, después de la migración, se instaló en grande y verde aliso. Tardaron unos cuantos días en terminar su nido.

casa-de-la-familia-gorrion

Vivieron felices por largo tiempo, hasta que, por fin, llenaron el nido con sus primeros huevos. Sus esperados hijos.

Los hijos de la familia gorrión

No pasaron ni 2 semanas, cuando el primer huevo comenzó a moverse, el segundo comenzó a dar vueltas y por fin, el 3er huevo era picoteado por dentro, pues el polluelo ya quería salir.

  • Mama, mama, mama, ¡mamaaa! – Comenzaron a chillar las pequeñitas aves.
  • Aquí estos mis bebes, yo los voy a cuidar.

Los pequeños polluelos conocieron a su madre, y luego el padre ya preparado trajo de comer unas cuantas lombrices que comieron con mucho gusto.

la-pareja-gorrion-recien-casada

La felicidad se sentía en la familia. Pero aún no decidían los nombres de los hijos, pues estaban muy ocupados haciendo una casa más grande y trayendo comida para todos.

Desde que nacieron los gorriones comenzó una orquesta de sonidos. La cual llegaba hasta las casas de las personas cercanas.

El niño y los gorriones

No muy lejos del árbol de aliso donde vivían los gorriones, se encontraba Jaimito, quien era un niño que su cuarto daba de frente a los sonidos que daban los bebes gorrión.

Este niño, se levantaba muy temprano para escucharlos cantar, pero ya luego su madre lo llamaba y se lo llevaba al colegio.

la-mama-gorrion-se-esconde

Llego el fin de semana y Jaime no debía ya ir al colegio en sábado, después de su desayuno se propuso ir a buscar a quienes lo despertaban con tan lindos sonidos.

Una vez guiado por el ruido de los gorriones bebes, llego al aliso y decidió treparlo.

Allí, subió rama tras rama, removió hoja por hoja, hasta por fin ver el nido.

  • Mama, mama, mama. – Gritaban los críos mientras, sin darse cuenta, el niño ya había acercado sus narices al nido.
  • Pero si son unos pollitos. – Dijo Jaimito. – Los voy a llevar abajo a su corral.

El pequeño niño no sabía que eran bebes de la familia gorrión.

Nuevamente la Familia Gorrión

el-papa-gorrion-no--ve-su-nido

La mama gorrión quien se había escondido gritaba desesperada, o chillaba a oídos del niño, que ni se percataba.

El papa de la familia gorrión regreso poco tiempo después, y pregunto por su casa y sus hijos, pues no los veía.

  • Donde esta, oh amor, la casa que construimos para nuestros bebes, donde están ellos ahora donde te los haz llevado?
  • Yo no me los he llevado a ningún lado. Fue ese niño que tiene el nido con nuestros bebes bajo el poncho.
  • ¿Por qué hizo eso?
  • No lo sé, pero son tan chiquitos y desnuditos.
  • Bueno, no importa – dijo el padre – Todavía podemos tener más hijos.

el-ninio-se-lleva-al-gorrion

 

La madre desconsolada, miro con profunda pena como se llevaban a sus críos, y le reprocho al padre:

  • Que pena que digas eso, como a ti no te dolió parirlos, ni sufriste, te da igual. ¡Así son todos Uds. Los hombres!

Luego de un tiempo la familia gorrión volvió  ser numerosa, y tuvieron una gran descendencia, el tiempo lo arregla todo.


– FIN –



Te puede interesar:

Los 2 Caballos

Los 2 Caballos

Home / Fábulas / Los 2 Caballos   Introducción: Siempre se dice que no se le debe mirar el diente a caballo...

La gallina Ciega

La gallina Ciega

Home / Fábulas / La Gallina Ciega   Introducción: Siempre existirán esas personas que se aprovechen del trabajo...

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Sueña Lucia

Historias cortas

Sobre nosotros

Anhelo un mundo en donde cada padre aliente a sus hijos a leer desde pequeños y así aprender de la experiencia previa de otros.

Categorias